Obispo Juan Barros declara por encubrimiento de al menos 245 abusos sexuales en Chile

  • 13 Nov, 2018
  • NOTICIAS INTERNACIONALES

El obispo emérito de la ciudad chilena de Osorno, Juan Barros, declaró hoy en calidad de imputado en la Fiscalía de la región de O’Higgins por el presunto encubrimiento de los abusos sexuales cometidos por el excapellán castrense, Pedro Quiroz.

Barros, una de las figuras más cuestionadas de la Iglesia católica chilena, prestó declaración por dos horas y media ante el fiscal jefe de O’Higgins, Sergio Moya.

Esta es la segunda vez que Barros declara por el caso de los presuntos abusos cometidos por Pedro Quiroz, pues en septiembre pasado fue citado por la Fiscalía Metropolitana Sur.

En ambos casos, Barros, que fue obispo castrense entre 2004 y 2015, tuvo que dar explicaciones por el supuesto encubrimiento de los abusos de Quiroz, que fue capellán de la Fuerza Aérea.

El Obispado Castrense recibió en julio del 2018 una denuncia por abuso sexual de un menor de edad en contra de Quiroz presuntamente cometido en 1997.

El sacerdote ya había sido investigado por la Congregación para la Doctrina de la Fe por dos denuncias de abuso sexual de menores a mediados del año 2000, sin que se pudiera obtener las declaraciones necesarias de las víctimas para llegar a determinar responsabilidades.

cura-pederasta-en-chile.jpg

El fiscal Sergio Moya explicó después de interrogar a Barros que el obispo emérito negó las acusaciones de encubrimiento y no entregó nuevos antecedentes, aunque respondió todas las preguntas.

“Contestó todas nuestras preguntas, la diligencia no estuvo exenta de ripios en algunas preguntas que fueron más complejas pero se desarrolló en términos normales”, dijo Moya en declaraciones a la prensa.

El fiscal subrayó la relevancia de la condición de Barros como general del Ejército retirado, pues eso implica que fue un funcionario público y el encubrimiento de un delito en esa circunstancia es una “falta penal”.

Moya, explicó, le comunicó a Barros que posiblemente será citado nuevamente a declarar en otros casos que la Fiscalía investiga a raíz de la incautación de documentos en un registro que se realizó en el Obispado Castrense en agosto pasado.

Juan Barros ofreció unas escuetas declaraciones a la salida de la Fiscalía de Rancagua en las que aseguró que tenía el deseo de “colaborar y responder las preguntas” del fiscal.

“Esperamos en Dios que todo esto se vaya solucionando y aclarando y así poder estar tranquilos y que todos estén mejor”, afirmó el obispo.

El papa Francisco aceptó en junio pasado la renuncia de Barros como obispo de Osorno, una figura clave en el origen de la crisis que vive la Iglesia chilena desde comienzos de año por los abusos sexuales cometidos por miembros del clero desde hace décadas.

Varias víctimas de abusos cometidos por el influyente sacerdote Fernando Karadima han afirmado que Barros fue testigo de esos hechos pero decidió ocultarlos y silenciarlos durante años.

El papa Francisco respaldó inicialmente a Barros y aseguró que no había pruebas contra él, aunque poco después se retractó y en febrero mandó a dos enviados especiales por primera vez al país suramericano para recopilar antecedentes de las denuncias contra el obispo.

Uno de los enviados, el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, elaboró un informe con los resultados de su primer viaje y, después de leerlo, el pontífice admitió que había sido mal informado y pidió perdón a las víctimas.

Según fuentes de la Fiscalía, hasta el 5 de noviembre existían un total de 139 investigaciones en curso contra 190 personas relacionadas con la Iglesia católica de Chile y que implican a 245 víctimas, de las cuales 102 eran menores en el momento en el que se produjeron los hechos.

Con información de EFE

Por qué en el frío debes calentar el carro antes de iniciar un recorrido

Anterior

Por qué en el frío debes calentar el carro antes de iniciar un recorrido

A partir de 2019, un kilo ya no pesará un kilo

Siguiente

A partir de 2019, un kilo ya no pesará un kilo