Demandan justicia a la FGR sobre el caso del Hospital Central

  • 20 Jun, 2019
  • DESTACADA

Ante la evidencia de que la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) dos denuncias en contra del Hospital Central "Ignacio Morones Prieto", ubicado en San Luis Potosí, derivado de la adulteración de medicamentos usados en quimioterapias y otros tratamientos, el senador Primo Dothé Mata demandó a la FGR que proporcione al Senado información inmediata, precisa y completa sobre los hechos y sobre los mecanismos y acciones jurídicas que está tomando para dar respuesta a este lamentable suceso.

Asimismo, solicitó instrumentar eficazmente los procesos para sancionar a quienes resulten responsables tanto por acciones como por omisiones, sin descartar la comparecencia del gobernador de la entidad por tratarse de irregularidades y deficiencias constantes y continuas.

El integrante de la Comisión de Salud en el Senado de la República comentó que esta información, reforzada mediante un Punto de Acuerdo que resolverá la Comisión Permanente, tendría que evitar que se dilate, interrumpa, o distraiga el proceso legal, para dar pronta justicia.

Dothé Mata calificó como grave, lacerante, inhumano y preocupante, este hecho, que lastima no sólo a los pacientes y a sus familias sino a toda una sociedad que está harta de la corrupción y los malos manejos por parte de las instituciones encargadas de la protección de los ciudadanos.

El también integrante del Grupo Parlamentario de Morena dijo que más trágico y criminal es el escenario, puesto que el Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”, es el único que brinda servicios de tercer nivel a ciudadanos de los 58 municipios de la entidad potosina e incluso de estados circunvecinos.

De acuerdo a información difundida por medios de comunicación, se conoce que se detectaron irregularidades en dos lotes de medicamentos contra el cáncer, con fármacos adulterados, empaques decolorados, diferencias en las tapas del lote apócrifo con respecto al producto original, sellos de empaques violados, etiquetas manipuladas y signos de humedad o abollados.

Así también se supo que la COEPRIS habría detectado que estas sustancias se adquirieron a empresas que no se encuentran registradas como distribuidores autorizados por los fabricantes de los medicamentos.

Se registran fallas en 12 pozos de agua por tormenta en Soledad

Anterior

Se registran fallas en 12 pozos de agua por tormenta en Soledad

Pide Parlamento Ciudadano más proyectos de movilidad para en la zona metropolitana

Siguiente

Pide Parlamento Ciudadano más proyectos de movilidad para en la zona metropolitana